.comment-link {margin-left:.6em;}

lunes, septiembre 17, 2007

Enteraos de la vida...

Lo que mas sobra en este mundo son expertos. Seguro que tu -si, tu que estás leyendo esto ahora mismo- has ejercido ese cargo alguna vez de forma desinteresada, solo para darte el gustazo de alardear de algo. Yo también, claro. En un momento dado de autoconfianza excesiva, cualquiera de nosotros puede convertirse en experto en cualquier materia. Como quien hace un puto garabato en una servilleta de papel y afirma con orgullo sobre eso que acaba de garabatear, o eso que su hijo acaba de pintar con rotuladores encima del folio y parte de la mesa, que si eso llevase la firma de Pablo Picasso, eso valdría millones. Lo que pasa es que hay que tener nombre.

O como el típico borracho que se pone a cantar a berrido limpio. Por algún extraño motivo, los borrachos cantarines siempre piensan "Oh, Dios mio ¡que bien canto! Si grabase esto me darían un grammy, la gente correría a comprar mis discos y las niñatas me pedirían autógrafos y sexo en posiciones sumisas". El mismo tipo hace unas horas estaba totalmente sereno cuando escuchó su propia voz grabada en un contestador automático y no podía ocultar la mueca de repulsa que le producía el hecho de escucharse desde fuera.

Me encuentro muchos casos así. En cierta ocasión estaba yo en un after, a altas horas de la mañana de lo que ya es el día siguiente, rodeado de gente bastante decadente y puesta hasta los ojos de al menos tres o cuatro substancias tóxicas por alma, en una zona medio tranquila hablando distendidamente con alguien a quien acababa de conocer. Me soltó una frase categórica: "en un after es imposible que conozcas a nadie interesante". Al oírla, me quedé de piedra durante unos segundos, asimilando el hecho de que me lo estaba diciendo alguien que estaba ahí, en el mismo lugar que el resto y exactamente en el mismo estado alterado de consciencia. ¿tal vez estaba confesándome que ella no era una persona interesante y por eso se refugiaba en ese lugar?. No lo creo, mas bien quería transmitirme ese mensaje de autosuperioridad, ese deseo de estar por encima de la plebe de quien se sabe tan plebeya como tu, como yo y como cualquier otro hijo de vecino.

Esta también es bastante descriptiva: una tarde estaba en casa de un amiguete y nos pusimos a buscar algo en Internet. En uno de los resultados de la búsqueda, nos salió el típico banner guarro y mal traducido que pretende hacerte creer que es una ventana de tu escritorio y que has ganado un premio por ser el visitante número diez mil. Chasque ahora para redimir premio, decía el puto banner. Me reí en voz alta del despropósito, a lo que mi amiguete contestó: "si esto está ahí, es porque la gente pica". La gente, claro, la gente, siempre es esa entidad llamada "la gente" la que hace cosas malas o estúpidas. Y por supuesto, quien afirma tal cosa se considera por encima de "la gente". Es tan solo el eufemismo políticamente correcto para decir plebe o chusma.

La parte graciosa viene cuando -esa misma tarde, al cabo de un par de horas de navegación errática- el mismo tipo me enseñó un correo que había recibido y que no estaba seguro de que fuera spam. Una tal Irina había visto su dirección de correo en un cibercafé, se había animado a escribirle y deseaba que le respondiese y le contase cosas sobre él. Vamos, no me jodas. Cuando me enseñó el mail pensaba que quería ratificar su teoría, que me iba a soltar otra vez aquello de que "la gente responde a estos mensajes". Pero no, el tipo no solo tenía serias dudas sobre la autenticidad de Irina, sino que se autoconvencía a si mismo en cuanto le decía que respondiendo a ese mensaje lo único que iba a hacer era confirmar a la máquina de enviar spam que su cuenta de correo era buena y que encima el dueño es un pardillo que se cree cualquier cosa. Ni caso, estaba el pobre obcecado pensando en la jamona de tres países mas al este que esperaba su respuesta as soon as possible. Respondió al mensaje para ver que pasaba y seguro que esa noche se hizo una paja pensando en la bella Irina a cuatro patas.

La cosa no terminó ahí, no. Al cabo de unos días, me enseñó una copia de la respuesta que la bella Irina le había enviado. Debo reconocer que era divertido ver como se las ingenia un timador, pero aun así la treta era muy evidente. Un párrafo de introducción diciendo "oh, que interesante es eso que me cuentas, pareces un tipo muy especial", sin poner un nombre ni mencionar nada en concreto. Un segundo párrafo hablando sobre si misma, que si es modelo y está estudiando para actriz y va a venirse a vivir a "tu ciudad" (cualquiera que esta sea, no pone el nombre) en cuestión de un par de semanas. Finalmente, una cálida despedida. Besos, best wishes y looking forward to hear from you. Irina.

Creo que a partir de ese punto, el colega ya tenía un poco claro que se trataba de una respuesta automática. Lo gracioso es que no lo tenía del todo claro, sino solo un poco, y en su interior aun estaba deseando que hubiese una bella Irina detrás de todo esto. Y ya puestos a pedir, que le gustase el sexo anal y tragárselo todo. De modo que respondió, "para salir de dudas", decía el muy pajillero, y yo le decía que si quería salir de dudas enviase un mensaje con el texto asdfghjklñ copiado y pegado 30 veces, que la respuesta seguro que iba a ser algo como "gracias, eres muy amable y tus palabras me han conmovido en lo mas profundo de mi ser".

Respondió, volvió a recibir otro absurdo mensaje predeterminado y todavía tuvo la pachorra de responder de nuevo, aunque creo que llegado a este punto ya le movía mas la curiosidad por averiguar como iban a intentar timarle que la nula posibilidad de que hubiese una persona al otro lado. En el cuarto correo se resolvió el misterio y llegó la parte realmente divertida. Algo terrible había ocurrido. El hermano de Irina había tenido un terrible accidente y necesitaba dinero para pagar la factura del hospital (hey, la Europa del este es como las pelis de Hollywood!!). Adjuntaba varios métodos de pago: transferencia directa, tarjeta de crédito y PayPal. Solo le faltaba pedir cupones de Amazon o cheques de compra del Corte Inglés.

Y aquí es donde el colega me dio la estocada final. Con el último mensaje delante, tiene los santos cojones de decirme:

- ¿Lo ves?, si envian estos correos es porque la gente pica.

La gente como tu, pringao, que llevas cuatro tardes seguidas dándome la brasa con la actriz porno que te has creado en tu cabeza. O la gente como el primer idiota que picó con el timo del nigeriano, que estoy completamente seguro de que también se creía que estaba por encima de la plebe y por eso el Rey destronado de un país africano le estaba pidiendo los datos de su cuenta corriente para ingresarle muchos millones.

En realidad, todos los timos explotan ese complejo de superioridad y esa maldad oculta del incauto. Para picar con el timo de la estampita tienes que ser lo bastante ingenuo como para creer que un disminuido psíquico se va a poner a cambiar billetes en medio de la calle como si fueran cromos, pero a la vez tienes que ser lo bastante ruin como para pretender estafarlo cambiándoselos por otros de menos valor. Por supuesto, ni a ti ni a mí nos pasaría tal cosa. Tu y yo no picaríamos jamás ante un timo tan cutre. Pero la gente si. La plebe pica. La chusma se lo traga todo.

Si alguna vez te has sorprendido a ti mism@ diciendo este tipo de cosas, vale la pena que te pares a pensarlo detenidamente. La gente es tonta por comprar esto o lo otro, por votar a este partido o a este otro o por ser de este equipo de fútbol o de este otro. Por vestir de una forma determinada, conducir un tipo de coche o comer una marca de cereales en el desayuno. Por profesar una religión, o la otra, o ninguna. Por creer el la astrología, la cienciología, la quiromancia o el ritual de no pisar las líneas de las baldosas y pedir un deseo. La gente es tonta así en general. Menos yo, claro, y tu que estás leyendo mis tonterías ahora y no te voy a llamar idiota a la cara. El resto, todos tontos del culo.

Comments:
Yay! Si has actualizado, abre!
Pues sí, qué lerda es la gente, anda que no tengo ganas de que el cocodrilo de las alcantarillas de NY que me ha contactado por mail me ingrese los 40 millones de euros que me prometió y poder irme a una isla desierta y poner Atari Teenage Riot todo el rato. Pwahahaha, jódete, gente.


Looking forward to eat your mouth very bocu malinelo
-El Hetero :****
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?