.comment-link {margin-left:.6em;}

jueves, mayo 29, 2008

Conversaciones de pasillo y ascensor.... hace buen tiempo ¿verdad?

No me malinterpretes, no soy una piraña social. Pero es que no puedo evitarlo, las conversaciones de ascensor me hacen sentir incómodo. Es mas, me hacen sentir estúpido. Si no te conozco de nada ni tengo interés en conocerte, no se porque deberíamos hablar del tiempo o de si tienes mucho o poco trabajo cuando coincidimos en el pasillo, en el ascensor o en la máquina de café. Especialmente en la máquina de café, y especialmente antes de que me haya chutado la dosis de cafeína que me convierte en una persona medio normal, capaz de articular palabras de mas de una sílaba por la mañana e incluso frases completas a partir del mediodía. No, no veo la necesidad de tener conversaciones como esta.


- Hace buen tiempo ¿verdad?


-Si, hace calorcito


- Pero por la tarde a lo mejor refresca


-Y a lo mejor cae un tornado y nos envía pal otro barrio... sisi, a lo mejor refresca


- Y si no refresca hará calor


Jamás se me habría ocurrido



Bienvenidos al maravilloso mundo de las conversaciones insípidas, insulsas, incoloras, inodoras y -además- gilipollas. ¿Tienes mucho trabajo? sisi, claro, no te voy a decir que llevo toda la tarde perdida en myspace para que lo vayas boqueando por ahí. Te digo que tengo mucho trabajo y de paso apelo al clima... ¿sabes? ha dicho el hombre del tiempo que si no refresca hará calor. En realidad lo que me sabe mal es hacer este gasto inútil de saliva, pudiendo guardarla para cosas mas importantes.

Sin embargo, a veces aparece la excepción que confirma la regla. Como cuando estás haciendo zapping a lo tonto por la tele y de repente descubres una buena película. Es el momento en el que podemos decir que hemos encontrado oro entre la basura, la conversación que jamás esperarías tener enfrente de la máquina de café del curro con alguien con quien solo te das los buenos días desde hace meses.

Bondiatingueeeeuuuuu



a la pá de dió, bondia




em... um... estoooo... te veo cambiada


ah, ¿si?



em... ¿te has operado las tetas?



Si... ¿se nota mucho?



un poco, si te fijas así como me estoy fijando yo ahora... bueno, en realidad ya lo sabía. Ha sido la noticia de la semana



¿quien te lo ha contado?



pffff... no recuerdo, me ha llegado por tres o cuatro sitios diferentes. Ya te digo, la noticia de la semana, la de compras se ha operao las tetas


¿y que te parece el cambio?


No se, te veo... diferente


diferente


si, al menos viene bien para tener tema de conversación... como no me gusta el fútbol, casi que prefiero hablar de tus tetas... de todos modos, yo ya te encontraba guapa antes de operártelas

(hay un momento de silencio así como tonto)

Voy a fumarme un cigarrito fuera... ¿vienes?


Comments:
Me has sacado una sonrisa. Francamente admiro los ovarios de quien se mete en un quirófano sin obilgación alguna.
A mí me da pánico un análisis de sangre, como para contemplar siquiera una operación de estética!!!La verdad es que operar las tetas en concreto es algo que me fascina.La idea de llevar un cachogoma metida en el pecho me parece surrealista. Tengo una amiga a la que ya he dejado de mirar a la cara. En serio. Y no es por tamaño, ya que en ese sentido no tengo ningún problema.
;)
 
P.D. Ahora no hay necesidad de ser políticamente correcto con "elevator talk". Te enchufas unos cascos, meneas la cabeza de lado a lado, y ya nadie te dice nada.

maRia
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?